A veces, los pequeños sistemas de creación de Ficción Interactiva son echados a un lado, simplemente porque son muy pocos quienes lo usan o por falta de documentación o escaso apoyo de la comunidad en español. Ahora mismo Twine e Ink dominan la escena, y muy de lejos les sigue Squiffy. En asunto de aventuras conversacionales, Inform sigue siendo la ley entre los hispanohablantes.

Como quizás sabrás, en Textalab estamos llevando a cabo un Curso de Introducción a la Ficción Interactiva de forma gratuita y hemos elegido como herramienta de trabajo a Ficdown, basada en Markdown y muy sencilla de aprender (para que te hagas una idea, en las primeras 6 clases del curso se cubre su sintaxis de forma completa). La flexibilidad que brinda abre la posibilidad de hacer de la Ficción Interactiva un asunto multiplataforma de forma muy fácil (desde ereaders hasta la web, desde libros en papel a teléfonos móviles).

Muchas otras herramientas se han embarcado a la laboriosa tarea de la multiplataforma (Textallion, gamebookformat, Librogamecreator, etc), sin embargo, hacen del mecanismo un asunto difícil de mantener. En Textalab defendemos a puños y espada que la sencillez debe primar por encima de todo lo demás, y también lo de escribe una vez, llévalo a todas partes. Tenemos muy poco tiempo para perderlo en cosas tan triviales, y mucho menos para aprender una herramienta que está estancada o abandonada por el desarrollador.

Rudism (el autor de Ficdown) ya hacía tiempo que había portado Ficdown a Javascript, este port es el que funciona por detrás en el playground de la web oficial cuando probamos una historia. El asunto es que aunque esto es muy bueno para aprender o testear cosas simples, lo que queremos los autores es obtener una versión web de nuestra obra que sea independiente de Ficdown, aunque en el repositorio de github Rudism explica como hacerlo, es algo que solo un conocedor de desarrollo web lo entendería. Además de esto, el ficdownjs (la versión web) no permite ejecutar código javascript dentro de las escenas y solo tiene disponible una lectura vertical con scroll para el usuario (estilo Ink).

Por eso, nos complace anunciarles ficdown-webplayer, un intérprete fácil de usar para el desarrollador y con algunas modificaciones hechas al ficdownjs original, como permitir una presentación escena por escena como lo hace Twine, y permitiendo ejecutar código Javascript.

Para usarlo puedes descargar aquí una copia de los materiales a utilizar. Es tan simple como renombrar tu historia de Ficdown a story.md y ponerlo dentro de la misma carpeta donde está index.html, y listo, ya puedes subir tu juego a webs como itch.io. Si quieres cambiar el nombre que sale en la pestaña del navegador, solo debes abrir index.html con un editor de texto plano y modificar el contenido de <title>. Todo el archivo está muy bien documentado en español, así que no tendrás problemas.

Si quieres modificar los mensajes al inicio o al final de la historia, debes ir a la carpeta js, y modificar el archivo ficdown-play.js, guíate de los comentarios para modificar lo que necesites, pero recordando siempre que el texto debe estar envuelto entre comillas.

Por default el webplayer trae el cambio de escena al estilo Twine, pero puedes optar por un estilo Ink cambiando en el archivo ficdown-play.js donde dice false por true.

Para ejecutar código javascript que afecte tu historia de forma general, escríbelo dentro del index.html, en el lugar donde se te indica en el archivo. Si quieres ejecutar código local dentro de una escena, después del título debes abrir la etiqueta <script> pero envuelta en un comentario, de esta manera:

<!-- <script>
//Escribe tu código aquí.
</script> -->

Lo mismo debe hacerse para la etiqueta <style>. Este código solamente será entendido por el webplayer. Cuando exportemos a epub o html estático, no afectará a estos formatos.

Esperamos que esto ayude a más personas a introducirse al fascinante mundo de la Ficción Interactiva, y si deseas participar en la próxima competición hispana de Ficción Interactiva, regístrate aquí.


¿Quieres saber más? ¡Déjate atrapar por las redes!

Comparte este artículo: